Promociones redBus

Tunja es la ciudad más importante de Boyacá y la capital de mayor altitud. Esta localidad ha sido protagonista de primera línea de la historia de Colombia. La independencia se gestó cerca de la ciudad y en algunos momentos llegó a pensarse como posible capital del país. Tunja tiene importancia histórica y cultural, por lo cual vale la pena visitarla. Es por eso que hemos preparado este especial con cinco razones para visitar Tunja en tus próximas vacaciones, ¡Acompáñanos a recorrerla!

Tunja

Plaza de Bolívar en Tunja

Pozo de Hunzahúa

Tunja

Pozo de Hunzahúa

La primera parada en este recorrido es en uno de sus lugares ancestrales. En su paso por la sabana cundiboyacense, los conquistadores encontraron varias ciudades importantes. Una de las más grandes y representativas era Hunza, llamada así por el cacique Hunzahúa, quien regía estas tierras. Uno de los sitios de adoración más importantes en la religión muisca era el Pozo de Hunzahúa. Este sitio, olvidado y deteriorado por mucho tiempo, ha sido restaurado y ornamentado para el público. Entre las restauraciones se encuentran unas chozas o bohíos imitación de los originales, monolitos rituales como los que se encuentran en El Infiernito, cerca de Villa de Leyva, así como el templo solar de Goranchacha, el hijo del sol y algunas inscripciones con leyendas informativas.

 

Tunja

Templo de Goranchacha

El sitio es muy tranquilo y abunda en leyendas. Entre ellas, se dice que los muiscas creían que el Pozo de Hunzahúa no tenía fondo, y que al llegar los españoles tiraron todo su oro, joyas y riquezas en él para que se perdiera por siempre. También se cuenta que intentar secar el lago hacía que la ciudad se desmoronara, por lo que nunca se realizó. En la época colonial, un capitán español de apellido Donato lo intentó infructuosamente, por lo que también se le conoce con el nombre de Pozo de Donato. Este es un lugar para relajarse y para conocer la historia de los pueblos que habitaron Tunja. ¡Ven al Pozo de Hunzahúa, relájate y aprende sobre la historia de la Tunja precolombina!

descarga la app redBus

 

Tunja

Pozo de Hunzahúa

Casa Museo del Fundador, Gonzalo Suárez Rendón

Tunja

Casa del Fundador

La siguiente parada en este recorrido por Tunja no puede ser otra que la Casa del Fundador, Gonzalo Suárez Rendón. A la vez que una de las construcciones más antiguas y representativas de Tunja, este edificio también alberga la Secretaría de Cultura y Turismo de la Alcaldía Mayor y la Academia Boyacense de Historia. Como ya se mencionó, Tunja se ubica en Hunza, un antiguo emplazamiento muisca sobre el cual se erigió la ciudad. Cuando Gonzalo Suárez Rendón hubo fundado la ciudad, construyó frente a su plaza mayor su casa, una mansión colonial española. En toda Hispanoamérica, es la única Casa del Fundador que se conserva. Debido a que esta fue la oficina de Gonzalo Jiménez de Quesada como cabeza del Virreinato de la Nueva Granada, por algún tiempo se pensó que Tunja y no Bogotá pudiera ser la capital.

 

Tunja

Casa del Fundador

En ella se encuentra también un museo dedicado a la historia e hitos de la ciudad. Con una colección rica y bien conservada, en la Casa del Fundador se puede vivir el pasado de Tunja. Como uno de los grandes atractivos del museo está el dormitorio del conquistador Gonzalo Suárez Rendón. Se ha restaurado en varias ocasiones, conservando casi todos los muebles y accesorios. En la colección pictórica se encuentran los escudos de armas de varios de sus ocupantes, así como cuadros de los presidentes oriundos del departamento de Boyacá y escenas de la campaña independentista que tuvo lugar en Boyacá. Si quieres conocer la historia, la cultura y la vida en la Tunja colonial, ¡visita la Casa del Fundador!

 

Tunja

Casa del Fundador

Puente de Boyacá

Tunja

Puente de Boyacá

Quizá el lugar más icónico de Tunja y sus alrededores sea el Puente de Boyacá. Este es el monumento patrio más importante del país y ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación. Su nombre oficial es Campo de Boyacá, como epicentro de la Batalla de Boyacá, si bien su nombre coloquial y por el que más se conoce es el de Puente de Boyacá. El 7 de agosto de 1819 se llevó a cabo la última batalla en la gesta independentista de Colombia.

 

Tunja

Arco del Triunfo

Sobre el río Teatinos o Boyacá las fuerzas de Simón Bolívar derrotaron a los ejércitos realistas. A partir de ese día, Colombia se considera una nación libre y soberana. Aunque el riachuelo es pequeño y el puente era apenas de dos o tres metros, el carácter simbólico de la gesta prevalece en el recuerdo. Es por ello que se erigió un puente más grande y vistoso que representa al anterior. En este se llevan a cabo ceremonias y se recuerda la historia libertadora.

 

Tunja

Monumento a Bolívar

Además del puente, la zona del Campo de Boyacá está llena de atractivos turísticos. Cerca de la zona de la batalla se encuentra, por ejemplo, el monumento a Bolívar. Este es uno de los más grandes de América en honor al libertador, así como uno de los más hermosos. Su diseño corrió por cuenta del alemán Ferdinand von Miller, con un estilo clásico grecorromano. Además de la estatua de Bolívar, que corona el cerro, se encuentran cuatro mujeres, que representan las naciones liberadas.

 

Tunja

Monumento a Santander

Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela yacen a los pies de El Libertador, así como Clío, la musa de la Historia, y cuatro ángeles que marcan los puntos cardinales. También se encuentra una estatua a Francisco de Paula Santander, un Arco del Triunfo, un Obelisco a la Victoria y una Llama Eterna en honor a la Libertad. En la zona hay restaurantes y áreas de descanso. ¡Ven al Puente de Boyacá y desubre la tierra que libertó a Colombia!

 

Tunja

Batalla de Boyacá

Otros planes en Tunja

Tunja

Tunja

Además de los sitios icónicos del pasado indígena, colonial y republicano de Boyacá y de Colombia, Tunja tiene mucho más que ofrecer. La Plaza de Bolívar de la ciudad es emblemática, así como su Catedral basílica metropolitana. También se encuentra la casa natal del presidente Gustavo Rojas Pinilla, el claustro de San Agustín o el Paredón de los Mártires. Para aquellos que simplemente quieren disfrutar de un tranquilo café en la ciudad, los Cafés de la Plaza de Bolívar, con balcones coloniales en madera, son el lugar ideal. ¡No dejes de visitar la capital de Boyacá, la tierra de la libertad, la noble ciudad de Tunja!

 

Tunja

Día de la Independencia en Boyacá


Si quieres conocer más de Tunja y Colombia, ¡te invitamos a conocer nuestro blog de viajes!

 

Créditos de portada: locationcolombia.com

Tu aventura está en redBus