Promociones redBus

No hay nada más característico en la cocina colombiana que el sabor de las hormigas culonas. Este es un plato exótico que pertenece a la región santandereana del país pero que también se extiende a otras zonas. En redBus te mostramos cómo prepararlas y comerlas para tener la mejor experiencia gastronómica.

Recetas para saborear las famosas hormigas culonas

Hormigas culonas, Colombia

Hormigas culonas, Colombia. Foto: vanguardia.com

 

Las recetas de hormigas culonas más tradicionales son:

 

  1. Hormigas culonas tostadas

En esta primera parte es importante contar el proceso desde el principio. Una vez que se cazan las hormigas hay que arrancarles la cabeza, las alas y las patas. Cuando quede solo la parte redonda inferior, toda la producción se sumerge en agua con sal. Se deja en remojo unos 15 o 20 minutos. Luego, se tuestan en un recipiente amplio, no se fríen. Se debe tostar por 45 minutos cada medio kilo de hormigas culonas.

descarga la app redBus

 

  1. Hormigas culonas preparadas con gaseosa oscura

Esta receta es similar a la anterior. Se deben cumplir los mismos pasos hasta la parte del remojo. A continuación, se ponen a cocinar las hormigas en su propia agua con sal. Hay que revolverlas de vez en cuando para que no se arrebaten. Lo anterior se realiza para que no pierdan su textura o sabor original. Al transcurrir media hora el agua empezará a secarse completamente. Cuando esto pase, se le agrega la gaseosa de cola solamente hasta humedecerlas. Todo el proceso siempre sin apagar el fuego de la hornilla. Se repite el proceso cada 10 minutos hasta que la hormiga quede crocante.

Finalmente, en cualquiera de las dos recetas, dejas enfriar las hormigas. Una vez que estén frías, se deben consumir una media hora después de haberlas dejado en reposo.

via GIPHY


¡Conoce muchas más recetas en nuestro blog y deleita tu paladar con típicos platos colombianos! 😉

 

Créditos de portada: colombia.com

Tu aventura está en redBus