Promociones redBus

El papá suele ser el cómplice de muchos sueños y aventuras de sus hijos, y cumplen el rol de educar, y despertar su lado infantil al compartir juegos y pasiones (como el PlayStation :D). ¿Quién no conoce a algún amigo que haya descubierto su vocación gracias al oficio o pasatiempo de su papá? La pasión se contagia y genera un vínculo único entre los seres queridos.

 

Una de las pasiones que más impacto genera en los niños es la de viajar, porque le permite salir de su zona de confort y descubrir diferentes formas de vida, y a la vez descubrirse a sí mismo. Los niños desarrollan sus habilidades de acuerdo a sus experiencias, y el viajar puede ser determinante en sus vidas.

 

 

En los viajes, papá puede enseñar principalmente 10 cosas:

descarga la app redBus

1)      A ser curiosos por descubrir lugares diferentes a su ciudad de origen. De ese modo, también aprenden a respetar la diversidad de culturas y estilos de vida que existen en su país y alrededor del mundo.

2)      A comunicarse no solo con sus familiares, sino también a aprender a hacerlo con personas de diferentes culturas. Al mismo tiempo, esta experiencia permitirá que conozcan otros idiomas, y que aprendan a socializar sin prejuicios.

3)      A organizarse antes y durante el viaje. Es importante que los niños observen cómo se planifica y toman decisiones, ya que todo viaje implica preparación. Para eso, es crucial que sus opiniones sean tomadas en cuenta. Además, pueden ayudar a organizar el viaje con pequeñas tareas como haciendo una lista o escogiendo su ropa para armar la maleta.

4)      A valorar lo que tienen, lo material e inmaterial. Así aprenden a cuidar el patrimonio cultural de su ciudad y el de otras ciudades o pueblos, sin destruirlo y ayudando a su conservación. De ese modo, también aprenden sobre la historia de diferentes culturas.

5)      A usar sus sentidos. Que sientan la naturaleza, como la nieve o la arena, que vean diversos paisajes, huelan y prueben platos típicos de distintas partes del país y del mundo. No todo se puede apreciar por los libros o internet. Los detalles que captan los sentidos son grabados en la memoria por siempre.

6)      A administrar el dinero. Los niños deben aprender a ahorrar y a no despilfarrar. Si desde pequeños saben que con sacrificio y planificación se pueden lograr objetivos, como viajes, entonces les será más fácil alcanzar sus propias metas en un futuro. Pueden tener una alcancía para ahorrar sus propinas.

7)      A ser tolerantes y pacientes. Los niños suelen ser poco pacientes y aburrirse rápidamente. Es bueno que cultiven su tolerancia y paciencia en diversas circunstancias, como al esperar la salida del bus o avión, al momento de escuchar las instrucciones, y cuando les provoca jugar. No siempre pueden hacer su voluntad.

8)      A conocer y cuidar la naturaleza. Los viajes son una excelente ocasión para que los niños conozcan animales y plantas fuera de lo común. Crear un vínculo entre los niños y la naturaleza es fundamental porque así reconocen su valor y la aprenden a cuidar. Es indispensable enseñarles a no perturbar la vida de estos seres vivos, principalmente, evitando contaminar el medio ambiente.

9)      A compartir. Es importante que los niños aprendan a compartir no solo con su papá o familiares, sino también con otros niños. De ese modo, desarrollarán una actitud solidaria al momento de relacionarse con los demás. Es muy probable que durante el viaje conozcan a otros niños y, para que mantengan una buena relación con ellos, deben estar preparados.

10)   A jugar y disfrutar el momento. No hay nada más satisfactorio que jugar con tu hijo o papá sin percibir el paso del tiempo. Es un momento de felicidad plena. Esos momentos de complicidad se vuelven eternos en la memoria al relacionarlos con paisajes y vivencias únicas.

 

Hay papás que viajan muy lejos por sus hijos via GIPHY

Si un padre decide viajar con sus hijos es importante que sea paciente y que organice cada detalle del itinerario para evitar contratiempos. Además, es indispensable que converse con sus hijos para explicarles en qué va a consistir el viaje, y cuáles son las responsabilidades que deben cumplir (de acuerdo a la edad que tienen, claro). Los niños deben ser conscientes que van a divertirse en el viaje pero que también pueden ayudar con ciertas tareas para que todo salga como estaba planeado. Después de todo, la familia es un equipo, ¡y el trabajo en conjunto siempre trae buenos resultados!

Tu aventura está en redBus