El tamal es parte de la comida típica de Colombia, a tal punto, que cuenta con diferentes tipos en cada región. Pero sin duda, uno de los tamales que más destacan son los tamales boyacenses. Para que notes la diferencia de este tamal y te propongas cuanto antes probarlo, redBus te trae este artículo con todo lo que debes saber sobre esta delicia colombiana.

La ruta del Tamal en Boyacá

Tamal

Foto: viviendocali.com

Una de las comidas que más se ha regado de forma uniforme por sur América y hasta por el mundo es el tamal. Establecer su nacimiento no es tarea fácil pues se hallan registros del año 100 a. C, arqueólogos encontraron referencias pictóricas en el Mural de San Bartolo, en Petén, Guatemala. Más allá de esto, México es el país con más historia y registro sobre este plato.

Una de las razones de su propagación es el trabajo con el maíz y la forma de cocción. La facilidad y la versatilidad de la receta ofrece la posibilidad de poner casi cualquier cosa dentro, masa, relleno y envoltura. Colombia no es ajena a este fenómeno, al igual que países como Chile, Perú, Panamá, Costa Rica, Guatemala y Brasil. Todos cuentan con su propia receta y variación del tamal. Cada uno ha aportado ingredientes y especias para darle el sabor que mejor hable de su cultura.

El caso de Colombia es igual, su gran riqueza natural, sumada con la multiculturalidad de su población, se ven reflejadas en su tamal. Dependiendo de la región hay una interpretación del plato. Entre los más populares están el tolimense, las hallacas, el paisa y, tal vez el más conocido, el boyancense. También existe la versión valluno y la versión costeña. Es un plato que se suele encontrar en casi todo el país.

El tamal hace parte del diario vivir de los boyacenses. Es una de la comida esencial y la forma más típica de desayunar, aunque se coma a cualquier hora y en toda ocasión. En gran parte su éxito depende de las manos y la tradición de la persona que lo prepara. No existe uno igual a otro, la preferencia depende de gustos personales. Vamos a conocer este plato más a fondo y ver por qué es tan famoso como dicen.

¿Qué hace especial a los tamales boyacenses?

Boyacá es una tierra de campesinos y tierras fértiles. Es un departamento que destaca por su verdor, su carretera está llena de cultivos de papas. Está fundado sobre accidentes geográficos que forman el valle del río Magdalena, la cordillera Oriental, el Altiplano Cundiboyacense y el piedemonte de los llanos orientales. Gracias a ello, en el departamento se presentan todos los pisos térmicos. Con temperaturas desde los 35 °C en Puerto Boyacá, hasta temperatura bajo cero grados, en la Sierra Nevada de Güican y El Cocuy.

La dieta de Boyacá está basada en alimentos contundentes y con alto nivel en calorías. Alimentos que dan energía suficiente para el arduo trabajo del día a día. Al menos en la mayoría de recetas como: el cocido boyacense, cuchuco de trigo, puchero boyacense y la mazamorra chiquita. Todos estos platos resumen un estilo de vida y tradiciones.

El tamal boyacense se diferencia de los otros tamales de Colombia, como el tolimense, por utilizar harina de maíz. También, dentro de sus características, está que para el envoltorio se usan hojas de rijua o chisgua. Estas variaciones pueden ser el secreto de su sabor. Acá te brindamos la receta tradicional del tamal boyacense. Puedes intentarla aunque si tienes la oportunidad de probarlo en la región, vas a entender mejor.

Tamal boyacense

Foto: coacabezanasnubescastellano.blogspot.com

Receta Clásica del Tamal Boyacence

Ingredientes

  • Harina de maíz
  • Tocino de cerdo
  • Costilla de cerdo
  • Longaniza
  • Presas de pollo
  • Cebolla larga
  • Zanahoria
  • Garbanzos
  • Arroz blanco cocido
  • Ajo
  • Mantequilla
  • Sal
  • Hojas de rijua

Preparación

Debes cocinar todas las carnes en agua junto con ajo, y sobre este caldo cocinar los garbanzos hasta que se ablanden. Posteriormente, debes diluir la harina de maíz previamente cernida en el caldo de las carnes y agregar el arroz cocido, los garbanzos, la cebolla y sal. Los tamales se amasan colocando una porción de cada carne, una rodaja de zanahoria y una capa de la masa.

Luego se envuelve la masa con la hoja y se amarra con la cuerda o pita. Se pone a hervir en una olla con agua por 1 hora. Con la ayuda de una rejilla de madera o algunos palos, los tamales se mueven para que no se inunden con el agua. Por último, agregas agua a medida que se va evaporando para evitar que se quemen.

El tamal en un buen desayuno típico se suele acompañar con chocolate, queso, pan y jugo de naranja. En algunas partes se sirve con una porción de lechona encima, a esta combinación la llaman “matrimonio”. Es ideal para un plan familiar el domingo.

 

¿Dónde encontrar el mejor Tamal Boyacense?

Samacá

Foto: boyacaradio.com

El municipio de Samacá tiene aproximadamente 20.000 habitantes. Está a una altura de 2620 m.s.n.m. y su temperatura es de 14 ºC en promedio. Se encuentra en el centro de Boyacá y de Colombia. A 2 horas de Bogotá, a 20 minutos del Puente de Boyacá, 35 minutos de Tunja y 40 minutos de Villa de Leyva.

Aquí puedes encontrar uno de los mejores tamales que vas a probar en tu vida. Para darle un toque único usan la apetecida Longaniza de Sutamarchán. La longaniza es una especie de chorizo largo a la cual se le atribuye el delicioso sabor del tamal de la región. En este tamal vas a encontrar grandes trozos de longaniza y papas de la región.

Una de las principales actividades de Samacá es la agricultura así que todos los ingredientes son de primera. !Puedes comprarlos directamente de los campesinos y así ayudar a la agricultura responsable¡

Por esta y muchas razones más, ¡debes conocer el Departamento de Boyacá!


¡Prueba los inigualables sabores de la gastronomía colombiana! Si deseas información sobre destinos de Colombia, visita nuestro blog de viajes.