Promociones redBus

En el centro de Bogotá se encuentra un local tan antiguo como las edificaciones gubernamentales y eclesiásticas que se encuentran en la Plaza de Bolívar. Se trata de un sitio que lleva más de 200 años atendiendo a comensales de todo el mundo, ofreciendo unos tamales únicos. Descubre junto a redBus todo los secretos que esconde la Puerta Falsa, el restaurante más antiguo de Bogotá.

La Puerta Falsa: 202 años de tradición

puerta

La Puerta Falsa. Foto: eltiempo.com

En 1816, en plena época de guerra entre Criollos y españoles en busca de la Independencia, se realizó un pequeño bazar al que los párrocos no fueron invitados. Esto generó cierta indisposición por parte de la Iglesia, aunque este sería solo el comienzo. La mujer que realizó ese evento decidió alquilar un pequeño local junto a la Catedral Primada para ofrecer aguapanela y demás bebidas caliente a las personas que salieran de misa. El pequeño negocio empezó a tener fama y empezó a conocerse como La Puerta Falsa, nombre que reciben las entradas de los costados de las iglesias.

Con el tiempo el lugar empezó a volverse muy popular, tanto así que la disputa original entre la dueña del negocio con los párrocos quedó atrás. Estos también se volvieron clientes del cada vez más visitado restaurante. Eso hizo que la carta creciera y que se ofrecieran más productos, que se volvieron muy populares a lo largo de los años.

descarga la app redBus

El chocolate santafereño alcanzó gran popularidad a mediados del Siglo XIX, junto con las almojábanas y cocadas. Sin embargo, su producto insignia es el tamal, que se realiza a base de maíz y tiene longaniza, pollo, res, tocino y cerdo.

 

La importancia de la Puerta Falsa

puerta

La Puerta Falsa. Foto: restaurantelapuertafalsa.inf.travel

En 202 años, son muchas la personalidades que han desfilado por la Puerta Falsa, iniciando por Policarpa Salavarrieta, de quien se afirma entró más de una vez al restaurante. También son varias las pruebas que corroboran que Simón Bolívar degustó varios de los platos del lugar, junto a su entonces novia Manuelita Sáenz. Acostumbraban sentarse siempre en la misma mesa. De ahí hasta nuestros días es larga la lista de figuras que han entrado a esta casa colonial del Siglo XVII, entre ellas se encuentran la gran mayoría de Presidentes de la República.

Al ubicarse junto a la Plaza de Bolívar, la Puerta Falsa ha sido testigo de un sin número de hechos que han marcado la historia de Colombia. Por un lado, El Bogotazo (9 de abril de 1948) y, por otro, la toma del Palacio de Justicia (6 de noviembre de 1985), hechos cargados de violencia. Ambos sucesos se desarrollaron a solo un par de cuadras del restaurante.

 

 

Un negocio que queda en familia

puerta

Carlos Sabogal. Foto: semana.com

Los productos de La Puerta Falsa se han mantenido intactos desde su creación, gracias a que las recetas han pasado por siete generaciones de la misma familia, que siempre ha estado a cargo del restaurante. Actualmente, el negocio familiar está a cargo de Carlos Sabogal, descendiente directo de la fundadora y primer hombre de la familia en estar al frente del lugar en sus 202 años de historia.

Esto ha permitido que sus propietarios se convirtieran en testigos y fuentes autorizadas para hablar de la vida bogotana, pues han visto de manera directa la transformación de la ciudad, mientras ellos mantienen los espacios pequeños, los techos bajitos y la misma decoración que tenían en 1816.

 

#ElDato

El restaurante está ubicado en la Calle 11 con Carrera 7.


¡Conoce en vivo y en directo el restaurante legendario La Puerta Falsa en Bogotá!, ¡No te olvides de probar sus tamales! Si quieres descubrir más sobre la gastronomía colombiana, visita nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: revistaarcadia.com

Tu aventura está en redBus