Al sur de Colombia se encuentran varios de los destinos mejor conservados del país. Uno de estos sitios es el Cañón del río Güejar, en el incomparable y mágico departamento del Meta. Hoy, redBus te cuenta todo lo que debes tener en cuenta para pasar unos días en este lugar de ensueño.

Cañón del río Güejar

Cañón del río Güejar Foto: Trips.place

Cañón del río Güejar

El Cañón del río Güejar se encuentra a tan solo 119 kilómetros de Villavicencio, la capital del departamento del Meta. El recorrido en bus dura alrededor de dos horas hasta el municipio de San Juan de Arama. Este municipio es  conocido por ser la puerta de entrada a la Sierra de la Macarena. Es muy probable que sea el refugio de vida silvestre más diverso y rico del planeta.

Cañón del río Güejar

Cañón del río Güejar Foto: kundurimarka.com

El cañón del río Güejar es un templo de agua y montañas ubicado en el interior del Cerro del Indio Acostado. Este cerro debe su nombre a la particular forma que tiene su silueta, a simple vista parece ser el perfil de un hombre de nariz aguileña acostado. Según cuenta la leyenda y los habitantes de la región, este indio es quien cuida a los moradores de estas tierras.

La región del Meta es rica en agua y este es su mayor tesoro. La mayoría de las actividades turísticas que se realizan aquí son al aire libre y, sobre todo, en el agua. Una de las razones para apoyar este tipo de turismo es que es eco sostenible. Además, es ofrecido por los habitantes de la región que son personas amables y serviciales, las cuales harán todo lo posible por hacerte sentir a gusto.

 

¿Qué hacer en el Cañón del río Güejar?

Cañón del río Güejar

Rafting Foto: Ecoturismo Sierra de la Macarena

El plan en este destino es recorrer el cañón y sus 17 km, conociendo grandes caídas de agua, paredes de más de 20 metros de altura y bellas formaciones rocosas milenarias. Una de las más famosas es la de ‘El Buque’ o el ‘Titanic’.  Su nombre se debe a su forma ovalada y filosa, la cual se asemeja a un buque encallado. Además, de lado a lado está rodeada por el río.

Para elegir en qué temporada visitar el Cañón del río Güejar, es necesario tener en cuenta ciertos factores. En verano se puede apreciar perfectamente el cañón y el acceso es bastante sencillo. Además, en esta temporada, el color del río se acentúa más y el calor puede ser abrumador. Por otro lado, en invierno, las cascadas y el cañón tienen más espectacularidad debido a sus toboganes naturales. Ya sea en invierno o en verano, este recorrido se puede realizar sin ningún problema.

Además de esto, se puede disfrutar de la fauna y flora del lugar. Este lugar es el punto de entrada a la incomparable Sierra de la Macarena y sus montañas. Acá el bosque es casi virgen y la presencia del hombre se ha mantenido al margen. Algunas veces es posible observar nutrias, osos perezosos o micos que pasean por las rocas.

Para recorrer todo el cañón del río Güejar se debe llegar temprano, ya que el camino toma alrededor de 6 horas. En algunos trayectos, el cañón se hace muy estrecho, poniendo a prueba los nervios. Al final, lo ideal es terminar el día de aventura con un buen almuerzo.

Otras actividades

Lo más recomendado después de visitar el cañón, es quedarse en la zona y visitar San Juan de Arama. Cerca de acá, existen varios parques naturales, como el Parque Nacional Natural Sierra de la Macarena. Este es uno de los sitios más bellos de Colombia, donde se encuentra caño Cristales. Además de esto, también se pueden visitar los municipios de Granada y Lejanías. En Lejanías se puede conocer Piedra Gorda, las playas del río Guape, la Cascada la Cristalina y Caño Urichare.

Piscinas naturales del Güejar

Cañón del río Güejar

Río Güejar Foto: Vivamos el llano

Las piscinas naturales son formaciones rocosas por las cuales pasa el agua. Estas tienen una profundidad aproximada de dos metros en su parte más honda y, en las menos profundas, cerca de sus orillas, de 50 cm aproximadamente. Otro de los atractivos que se encuentran acá es la gran cascada de caño Lajón. Esta resalta por sus grandes lajas formadas durante cientos de años. Aquí se puede disfrutar de un tobogán natural y de un buen baño.

Estas piscinas se encuentran ubicadas en el municipio de Lejanías, a tan solo hora y 30 minutos de Granada Meta.

¿Cómo llegar al Cañón del río Güejar?

Llegar hasta el Cañón del río Güejar toma su tiempo. Primero hay que llegar a San Juan de Arama. Desde Bogotá salen buses directos y el recorrido es de aproximadamente 5 horas. El pasaje cuesta $43.500 COP (14 USD) aproximadamente. Una de las empresas que cubre esta ruta es TaxMeta.

Estando en San Juan de Arama, lo más fácil es contactar al guía turístico para concretar el punto de encuentro, de ese modo te puede llevar directamente hasta el puente del Limonar, donde inicia el recorrido en rafting.

El trayecto hasta San Juan de Arama es bastante pintoresco. Además de los hermosos paisajes del llano, los habitantes de los pequeños corregimientos se las han ingeniado para convertir la carretera en un festín gastronómico.

A la hora de hospedarse, las opciones son variadas y para todos los gustos. Airbnb es una posibilidad y existen otras opciones más que dependen del presupuesto con el que cuentes. Otra alternativa es acampar mientras te conectas con la naturaleza. La oferta hotelera está bastante bien y hospedarse no resulta un problema, ya sea en San Juan de Arama, Villavicencio o algunas de las poblaciones cercanas como Granada o Lejanías.

 #ElDato

  • El almuerzo típico de la región es sanchocho de gallina, pero también hay platos especiales como pescados y carnes. Si se va en grupo, una buena opción es pedir una gallina entera.
  • El turismo en esta región ha surgido paulatinamente. El conflicto en Colombia había impedido que algunas zonas con atractivo turístico fueran explotadas.
  • Se recomienda tener dinero en efectivo ya que el acceso a cajeros o datáfono es escaso.
  •  No olvides llevar ropa cómoda, zapatos fuertes y, preferiblemente, un pantalón de sudadera largo. Esto evitará los raspones con las piedras en caso de caer al agua o tener resbalones al caminar por las cascadas.
  • Se debe prestar atención a las indicaciones de los guías, pues aunque en general la experiencia es muy tranquila y el río está catalogado en una categoría 3, si hay algunos puntos donde la corriente es muy fuerte.

Ahora que conoces este lugar, solo debes visitarlo y comprobar sus encantos de primera mano. Para conocer más destinos en Colombia, te invitamos a ingresar a nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: Trips.place