A dos horas y media de Montería está la Ciénaga de Ayapel, un sistema cenagoso que enlaza ríos, cuencas y caños. También distribuye agua hacia otros municipios y es el refugio de 64 aves migratorias provenientes de Canadá y Estados Unidos. Además, es hogar de otras 130 especies nativas. Hoy, redBus te invita a conocer este destino.

Ciénaga de Ayapel

Ciénaga de Ayapel Foto: larazon.co

Ciénaga de Ayapel, un humedal de importancia internacional

En el departamento de Córdoba se encuentra este impresionante lugar. La ciénaga de Ayapel es un laberinto de agua pantanosa por el que serpentean lanchas entre islotes, donde se ven garzas reales y otros cientos de especies. Las aves sobrevuelan los camellones de tierra que alguna vez los indígenas zenú diseñaron de forma muy sabia.

La ciénaga de Ayapel tiene identidad propia y esto es lo que la dota de vida. Su grandeza se resume en una extensa cuenca de 1500 km2, el dominio extenso del río San Jorge, la Mojana y la depresión momposina.

Cénaga de Ayapel

Cénaga de Ayapel Foto: kienyke.com

En la ciénaga habitan el 27% de las especies acuáticas amenazadas y el 1,2% de las especies bajo amenaza del mundo. Pero también el territorio de la ciénaga ha sido clave para la explotación ilegal de oro y este ha sido uno de sus grandes problemas, debido al uso del mercurio.

Por otro lado, el cambio climático ha generado grandes inundaciones, que han comprometido 80% de la cobertura vegetal, afectando igualmente la vida animal.

Desde el año 2018 la ciénaga forma parte de los ecosistemas protegidos por la convención de Ramsar. La Convención Ramsar es un tratado que busca la conservación y el uso racional de los humedales del mundo. El 90% de los miembros de Naciones Unidas, incluido Colombia, participan en él.

 

Conservación de la ciénaga

 cienaga de ayapel

Avistamiento de aves Foto: udea.edu.co

La declaración Ramsar abre una nueva etapa de esperanza para la recuperación de la ciénaga y su comunidad. Para ello se implementará un plan de rehabilitación participativa, que busca sembrar 1 millón de árboles. Además de su programa de educación ambiental en la primera infancia y colegios para convertir a las futuras generaciones de la comunidad en embajadores y protectores de la biodiversidad de la ciénaga.

En la zona se encuentra una gran variedad de reptiles. Entre los cuales están: ranas, sapos, morrocoy, hicoteas, babillas, saltarroyo e iguanas. Además de lagartos, lobito, lagartija, boa, mapaná, bejuquillo, guardacamino, coral, patoco, montuno, camaleón, salamanqueja y caimán.

En las orillas de la ciénaga de Ayapel y sus caños se conservan algunas especies nativas de árboles que sirven de sombra al ganado y de cercas en las orillas de los caminos y carreteras. Las especies arbóreas que aún se conservan son: el hobo, el totumo, el roble, el polvillo, la ceiba, el algarrobo y el naranjito. También está el campano, el matarratón, el anime y la ceiba blanca.

En Colombia, alrededor del 26% del territorio es área de humedales y su importancia es vital. Los humedales reducen los riesgos de sequía, inundaciones y mitigan las consecuencias de otros impactos meteorológicos.

Ciénaga de Ayapel

Aves Foto: corpoayapel.org

La fauna avícola es la de mayor frecuencia en la zona de influencia de la ciénaga de Ayapel. Pues tiene una amplia presencia, distribución y diversidad. Llegan aves migratorias provenientes de países con estaciones: unas son residentes y otras son visitantes ocasionales. Existen en total 178 especies de aves de las cuales 47 fueron acuáticas.

 

¿Qué hacer en la Ciénaga de Ayapel?

La Ciénaga de Ayapel es un lugar que posee una gran biodiversidad y que sirve de punto para ponerse en contacto con la naturaleza y su ritmo. A continuación, se muestran algunas actividades que pueden hacerse en la Ciénaga y en el municipio de Ayapel.

Caminatas y senderismo

Sin duda no hay nada como poder disfrutar de una buena caminata para apreciar la diversidad de los ecosistemas y paisajes de la región. Acá se encuentran recorridos por campo, jungla, río, montaña y desierto.

Observación de aves

Para los amantes de las aves, este lugar es el ideal para tener contacto con cientos de especies. Se practica principalmente en bosques, humedales y espejos de agua. Para esta actividad hay que estar bien informado sobre la localización de las aves, y de las épocas en que estas están de paso por la ciénaga.

Navegación en medio de la naturaleza

Ciénaga

Ciénaga de Ayapel Foto: larazon.co

La ciénaga se presta para disfrutar de sus aguas y explorar de esta forma la fauna y la flora. Por lo general, son paseos en botes pequeños y movidos a remo. También se puede dar un paseo en embarcaciones de vela o de motor eléctrico, ambos a baja velocidad. Estos paseos se realizan en aguas tranquilas tanto costeras como estuarinas, humedales, ríos y cuerpos de aguas interiores.

A su vez se puede aprovechar para realizar pesca deportiva en todos estos cuerpos de agua. Esta es una actividad sana y relajante que permite compartir momentos agradables con la familia y amigos.

Deportes

Imagen relacionada

Deportes naúticos Foto: elpaisajeoculto.blogspot.com

Los deportes náuticos son muy practicados en la ciénaga, alrededor de esta hay chalets, fincas y casas de campo que embellecen la región. Acá se practican deportes como jet ski y canotaje.

El ciclismo ha ido conquistando Colombia y este lugar no es la excepción. Existen recorridos, generalmente largos, los cuales pueden abarcar varios días. Esta es una forma diferente de conocer la región y sus paisajes.

Otras actividades que se pueden realizar aquí son vuelos en parapente y paracaídas.

Otras zonas para visitar

Uno de los lugares más visitados es Ayapel en Caño Barro, su riqueza paisajística es ideal para la práctica de la pesca deportiva. De igual forma, Mina Coro­jo, es un lugar que comprende el trayecto de las quebradas Mala Noche y Trejos, al igual que va­rios caños tributarios de Caño Barro. Es una zona de terrazas, abanicos y colinas.

 

¿Cómo llegar a la Ciénaga de Ayapel?

Ayapel es considerada la capital pesquera de Córdoba y la capital cultural del San Jorge. Además, es la población más antigua del departamento. Llegar es muy sencillo, se ubica en la parte oriental y a 145 kilómetros de Montería.

Desde Bogotá salen buses directo a Montería. El valor del pasaje es de $107.ooo COP (34 USD). Una de las empresas que cubre esta ruta es Expreso Brasilia, en el recorrido se puede disfrutar del paisaje ganadero de la región.

Al llegar a la terminal de Montería hay que tomar un bus con destino a Ayapel. El viaje dura alrededor de 2 horas y el precio aproximado del pasaje es de $18.000 COP (6 USD).

#ElDato

  • La historia de la fundación del municipio se remonta al cacique Yapel, de quien tomó su nombre.
  • Algunas de las fiestas que aquí se celebran son: Fiesta de toros en corraleja, el primer fin de semana del mes de octubre. Festival de la canción y de acordeoneros, finalizando marzo.Y, por último, Fiestas patronales de San Jerónimo de Ayapel, el 30 de septiembre.
  • De Ayapel han sido segregados los municipios de Montelibano y La Apartada. Parte de su territorio ha sido cedido a Planeta Rica, Pueblo Nuevo y Buenavista.
  • La ciénaga de Ayapel cumple una función ambiental importante pues regula los regímenes hidrológicos de las áreas tributarias de los ríos San Jorge y Cauca.

Como este, en Colombia hay cientos de destinos que te harán perder el aliento, te invitamos a descubrirlos en nuestro blog de viajes.

 

Crédito de portada: larazon.co