La Patasola recorre la Amazonía colombiana protegiendo los bosques y disfrutando de la naturaleza. Sé como la Patasola y ven a la región selvática de Colombia. ¡Hoy redBus te lleva por estos destinos!

La Patasola

Amazonía colombiana. Foto: @Wikipedia

La Patasola por la Amazonía colombiana

la patasola

Colombia tiene muchos guardianes de su medio ambiente. Los ríos, selvas, páramos y montes del país a menudo se ven amenazados y surgen espíritus que atormentan a quienes los ponen en peligro. Uno de ellos es la Patasola, quien en realidad es muy amigable si cuidas a los animales y a la naturaleza.

Para realizar su trabajo de guardabosques, la Patasola recorre a menudo las selvas de Colombia. Hoy, redBus la acompaña en su recorrido por los mejores rincones de la región selvática y central de Colombia. ¡Ven con nosotros a descubrir lo más bonito de la Amazonía del país!

 

Raudal Jirijirimo, Vaupés y Amazonas

La Patasola

Raudal Jirijirimo. Foto: @Apaporis de Antonio Dorado

Uno de los sitios más espectaculares de Colombia es el Raudal Jirijirimo. Se encuentra ubicado en el departamento del Vaupés, y en buena medida solo es accesible por vía fluvial. El raudal es parte del inmenso río Apaporis, una de las fuentes de agua más puras y sagradas. Para muchos de los indígenas que habitan la zona, como los Kabiyarí, es de aquí de donde proviene toda la vida del mundo. Según su mitología, el árbol de la vida fue talado y, al caer, sus brazos formaron el río Apaporis.

La Patasola

Raudal Jirijirimo. Foto: @Parque Nacionales de Colombia

Para llegar acá, la mejor forma es venir primero a San José del Guaviare y de allí ir hasta la comunidad de Pacoa, en el departamento del Amazonas. Desde allí se toma una lancha que viaja por todo el río Apaporis hasta llegar a Villa Real, en el Vaupés. Más adelante en el recorrido se navega por el río Cananarí hasta llegar a Buenos Aires, una comunidad indígena donde habitan los Kabiyarí.

La Patasola

Río Apaporis. Foto: @Parque Nacionales de Colombia

Una vez en la zona podrás disfrutar de varios atractivos. Aunque el raudal de Jirijirimo es uno de los principales, también existe, por ejemplo, la Cascada de la Anaconda, donde una escultura natural en forma de serpiente crea una caída de agua. De igual forma, en el cerro Wai Reariku se puede apreciar la inmensidad de la selva. Aquí podrás ver el Mirador de Guacamayas, el Túnel de la Anguila, y la llamada Ventana del Mundo. Todos estos sitios son sagrados para los Kabiyarí, amigos de la Patasola, quien visita esta zona para admirar la belleza de la Amazonía. ¡Haz como ella y ven a deslumbrarte!

 

Chiribiquete y la Serranía de La Lindosa, Guaviare y Caquetá

La Patasola

Chiribiquete. Foto: @Parque Nacionales de Colombia

Este es uno de los lugares más maravillosos de Colombia. No solo es rico por su patrimonio natural, sino que culturalmente es una joya invaluable. Ha sido llamado la Capilla Sixtina de la Amazonía, por la cantidad increíble de pinturas rupestres que aquí se encuentran. Fueron pintadas por los Carijona, extintos durante el auge cauchero a principios del siglo XX. Aunque el parque se encuentra cerrado al público, hay formas de visitar la zona.

La Patasola

Cascada en Chiribiquete. Foto: @ lacasaamarillamompos

Para empezar, puedes llegar a San José del Guaviare. Una vez allí, puedes visitar la Serranía de la Lindosa, donde encontrarás las pinturas rupestres. En este sitio estuvo el expresidente Santos cuando firmó la ampliación del parque, cuyo terreno se multiplicó por tres, siendo ahora del tamaño de Suiza.

La Patasola

Foto: @Revista Semana

Aunque puedes llegar por tu cuenta, te recomendamos contar con un guía. Empresas de turismo comunitario como Geotours del Guaviare ofrecen planes para conocer varios atractivos, como la Ciudad de Piedra, el raudal del río Guayabero, delfines rosados y, por supuesto, las pinturas. En este sitio la selva es muy hermosa, con muchas especies de plantas y animales. Es un destino increíble con mucho por hacer. ¡No te lo pierdas!

La Patasola

Delfines de río en el Guaviare. Fotos: @Geotours del Guaviare

Amacayacu, Amazonas

La Patasola

Amacayacu. Foto: @AveLardo

Este es, quizá, uno de los parques más conocidos del país. Ubicado en el departamento del Amazonas, el parque Amacayacu es una reserva natural en la que podrás encontrar las especies más asombrosas de la Amazonía. Para llegar aquí debes visitar primero la ciudad de Leticia y luego dirigirte al parque. Una vez en él podrás hospedarte en casas en el árbol con toda la comodidad y confort. En las mañanas, el sonido de los pájaros será un despertador natural.

La Patasola

Navegando por Aamacayacu. Foto: @lowfill

A la Patasola le gusta mucho venir aquí por ser un lugar que mezcla la biodiversidad y la aventura. Se encuentra cerca del río Amazonas, donde es posible admirar la inmensidad del río más grande y caudaloso del mundo. En él se pueden visitar también islas hermosas con muchos atractivos. En particular, la Isla de los Micos es un sitio muy agradable en el cual cientos de primates conviven en paz.

La Llorona

Isla de los Micos. Foto: @Wikipedia

Si navegas río arriba podrás encontrar el lago Tarapoto, donde los delfines rosados y grises juegan y nadan. Para quienes les gusta caminar, como la Patasola, el parque cuenta con un sistema de senderos que permiten realizar recorridos ecoturísticos. El pueblo Ticuna, que habita la zona, es parte fundamental de la conservación del mismo, pues se consideran guardianes de la naturaleza. Si quieres conocer la Amazonía colombiana y pasar un rato increíble, ¡Amacayacu te espera!

La Patasola

Amazonía Colombiana. Foto: @Comisión Fílmica Colombiana

Alto Fragua Indi Wasi, Caquetá

La Patasola

Alto Fragua Indi Wasi. Foto: @Parques Naturales de Colombia

Este parque, localizado en el departamento del Caquetá, es una fuente de vida y cultura. Su clima es muy húmedo, variando entre lo templado y lo frío, al ubicarse en la Cordillera Oriental. Tiene una extensión de 68.000 hectáreas y es un área protegida importante. En sus tierras habitan los Embera Katío, Páez e Inga, así como el resguardo Nasa que se traslapa con el parque. Estas comunidades sobreviven a partir de la caza, la pesca, la agricultura y la recolección.

La Patasola

Alto Fragua Indi Wasi. Foto: @Parques Naturales de Colombia

No obstante, la zona también es muy rica en biodiversidad. Sus ecosistemas son el bosque andino, el subandino y el basal. Debido a esta variedad, en la región habitan especies únicas como la gallineta negra, la mariposa roja de montaña, el oso de anteojos, la danta y el churuco. Muchas de estas especies están amenazadas y es en sitios como en este parque que encuentran refugio de la deforestación, la caza y el tráfico de animales. A la Patasola le enojan sobremanera estas prácticas, por lo que atormenta a quienes las realizan y protege a los animales.

La Patasola

Alto Fragua Indi Wasi. Foto: @Parques Naturales de Colombia

Aunque al igual que Chiribiquete se encuentra cerrado al público en buena medida, hay zonas que pueden visitarse. Aquí se realizan actividades de etnoturismo, ecoturismo, educación ambiental, observación de fauna e investigación. Puedes llegar desde Florencia, la capital del departamento, por vía terrestre. Compañías de buses como Coomotor y Cootranshuila realizan la ruta de Bogotá hasta Florencia. ¡Ven a Caquetá y convive con la naturaleza!

La Patasola

Alto Fragua Indi Wasi. Foto: @Parques Naturales de Colombia


Si quieres conocer más de Colombia y de sus selvas, ¡te invitamos a visitar nuestro blog de viajes!

 

Imagen de portada. Crédito: @Wikipedia