Este pequeño pueblo, de gente fuerte y unida, es una joya ecológica difícil de describir en palabras. Una laguna, un volcán recién descubierto y 25.000 habitantes muy atentos y alegres, son las principales razones para que visites este lugar. Hoy, redBus te invita a descubrir los secretos mejor guardados de Samaná, Caldas.

laguna de san diego samaná

Foto: sgc.gov.co

Ecoturismo en Samaná

Ubicado al nororiente del departamento de Caldas, Samaná es un territorio que se caracteriza por la tenacidad histórica de sus campesinos. Desde los años de la conquista hasta los recientes golpes del conflicto armado, esta población se ha mantenido en pie. Entre muchas razones, gracias al turismo ecológico.

Los samaneños son conscientes de su ubicación geográfica, de la riqueza natural en la que están envueltos. Y se han adaptado a eso, tanto como para volver el turismo ecológico uno de sus principales motores económicos.

águila crestada Samaná

Foto: misionescuatro.com

Por ejemplo, en el corregimiento de Florencia (jurisdicción de Samaná), se encuentra el Parque Nacional Natural Selva de Florencia. Es un ecosistema con una riqueza hídrica sin igual, atravesado por quebradas que vienen y van hacia todas las direcciones. Hogar de un sinnúmero de especies, como el águila crestada, de plumaje blanco con alas negras y canto particular.

Aunque la reserva no está abierta al público, si es posible disfrutar su paisaje desde el pueblo o las veredas que le rodean. Incluso los habitantes, que conocen los caminos y trochas mejor que nadie, pueden llevarte a lugares que pocos alcanzan a imaginar. La cascada La Concha es uno de los tantos secretos que guarda esta selva.

cascada la concha Samaná

Foto: parquesnacionales.gov.co

 

Paseo por la Laguna de San Diego

Samaná está compuesto por varios corregimientos y, uno de ellos, es el de San Diego. Quizá es el más conocido porque una parte de lo que era se hundió en esta laguna. Con 50 metros de profundidad, la laguna está alimentada por varias quebradas que desembocan en el río Samaná, que luego van al río Magdalena: la arteria de Colombia. Aquí se pueden realizar diversas actividades como: acampar, hacer senderismo, cabalgatas guiadas y pesca.

laguna de san diego Samaná

Foto: AKELARRE186, Flickr.com

Desde la laguna puedes contemplar el imperioso cerro de San Diego, en el que se encuentran los antiguos portones del pueblo. Aquí podrás dar un paseo en lancha manejada por un guía nativo, que va narrando las historias y leyendas de la región. También habla sobre la cultura campesina que vive en el municipio y los esfuerzos que están haciendo para cuidar sus recursos naturales.

Este es el humedal natural más grande del departamento de Caldas. Aquí subsisten diversas criaturas como las nutrias, monos tití, ardillas, garzas, víboras y ranas de colores intensos.

ranas selva de florencia Samaná

Foto: parquesnacionales.gov.co

 

El Volcán “El Escondido”

En el 2015 se descubrió la razón por la cual habían actividades inusuales en la parte baja del cerro, como ebulliciones constantes de agua caliente. Escondido bajo una cubierta de vegetación, este joven volcán de al menos 30.000 años, se ha vuelto la sensación del municipio.

Por un tiempo la noticia sembró el pánico entre la población, pero pronto los geólogos, que continúan estudiando el suelo, tranquilizaron a las personas, ya que el volcán está inactivo. Se encuentra cubierto porque sus antiguas erupciones, que fueron violentas, le impidieron crecer y edificarse hacia arriba; esto también le dio tiempo a los árboles para crecer y brotar sus raíces.

Sin embargo, el volcán aún respira. Y eso se sabe por los nacimientos de aguas termales que hay alrededor; aguas que el volcán expulsa directamente desde lo profundo de la tierra. Ahí se construyó la Finca La Secreta, en la vereda El Recreo, con senderos naturales por donde pasan las mangueras transportando el agua termal hacia las piscinas improvisadas. Una referencia para encontrar este sitio es preguntar por el nacimiento del río Santa Marta.

 

¿Cómo llegar?

La mejor forma de llegar a Samaná es desde Manizales, capital de Caldas. El trayecto es de 172 km, por la ruta que pasa por Mariquita, Tolima, y tarda cerca de cinco horas. Compañías de buses como Empresa Arauca realizan la ruta desde ciudades como Bogotá hasta Manizales. Otra opción es bordear el río Magdalena desde La Dorada, un municipio muy conocido del mismo departamento, por la ruta Marquetalia-Victoria. Este recorrido dura aproximadamente dos horas.

Una vez en el pueblo, para llegar a las demás veredas y destinos naturales como la Selva de Florencia, basta con localizar la ruta a Norcasia.

 

#ElDato

– En el mes de agosto se celebra el “Festival de los Palenques”. El pueblo prepara su tradicional desfile de camperos, muestra de caballos y mucha música en vivo.

– En el 2017 se creó la mesa del ecoturismo en la región cafetera. Esta organización de líderes comunales busca impulsar esta actividad económica desde la cultura del cuidado de la naturaleza.

– Este viaje también puede ser muy bueno para la relajación muscular y para atacar el estrés. Se puede disfrutar, a modo de terapia, del agua caliente del termal y del agua helada del río.

– Uno de los pescados que más se vende en este territorio es el Tucunaré, este nada en las aguas de la quebrada y puede llegar a pesar hasta cinco libras.

 

Nuevamente, redBus te invita a conectarte con los planes ecológicos que ofrece Samaná. Sumérgete en la laguna, las quebradas y los termales: una conexión auténtica con la madre naturaleza.


Si deseas conocer más destinos maravillosos en Colombia, visita nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: wwwbomberosamana.blogspot.com