¿Qué tanto has viajado por Colombia?, ¿qué tanto conoces los destinos que van más allá de ciudades populares como Bogotá, Santa Marta y Cartagena? Si tu respuesta es “mucho” ¡Felicitaciones! Eres muy afortunado por recorrer uno de los países más bellos del mundo. Si tu respuesta es “poco” o “casi nada”, no te preocupes porque el día de hoy el equipo de Viajala.com.co tiene unas cuántas recomendaciones con las que puedes empezar a recorrer tu país. Eso sí, debes estar dispuesto a viajar por cielo, mar y tierra para poder llegar a estos destinos, pues su acceso no es el más sencillo de todos. Sabemos que no se oye muy alentador, pero la satisfacción al llegar vale completamente la pena. ¿Estás listo?


Bahía Solano, una joya del pacífico

El departamento del Chocó es uno de los destinos con más riqueza natural de todo el país, y en Bahía Solano esta no es la excepción. Este hermoso municipio es la puerta de entrada al Parque Nacional Natural Utría, uno de los parques con mayor biodiversidad en el mundo por la cantidad de ecosistemas que posee. Además, allí encontrarás dos de las playas más espectaculares del país: la playa Huina y la playa El Almejal. La primera es pequeña, ubicada justo al lado de la selva y con la arena más dorada que te puedas imaginar; la segunda es grande, con varios kilómetros de extensión, con arena suave y negra. Desde aquí podrás ver a las ballenas jorobadas que visitan la playa durante la temporada de avistamiento. ¿Qué te parece?

Para llegar a Bahía Solano la única opción es tomar un avión desde Medellín. Las aerolíneas ADA y Satena son las encargadas de operar los vuelos. Si vives en otra ciudad y no quieres que el bolsillo sufra las consecuencias de esta aventura, entonces puedes viajar a Medellín por carretera y cuando llegues a la terminal, dirigirte al aeropuerto Olaya Herrera para tomar el próximo vuelo a Bahía Solano.

Para hospedarte la mejor opción es buscar un hotel cerca a la playa, ya sea en Huina o en el Almejal. Si no te decides puedes optar por quedarte en Ciudad Mutis, el corregimiento principal del municipio, y visitar ambas playas en diferentes momentos del viaje.

Caño Cristales, el río más bonito del mundo

¡Así es! Colombia es hogar, nada más y nada menos, que del río más bello del mundo. ¿Por qué es el más bello? Porque las algas de colores que viven debajo del río se reflejan en el agua brindando un espectáculo verdaderamente encantador.

Durante mucho tiempo el río estuvo cerrado al público debido a que el sector era muy peligroso, sin embargo, ahora la seguridad es mucho mayor y es posible visitarlo durante los meses de junio a diciembre, que es cuando abre sus puertas a los visitantes. Antes de estos meses no se puede acceder al río porque las algas están en período reproductivo. Cabe recordar que estando allí es importante ser un turista responsable y cuidar el medio ambiente que rodea al río.

Caño Cristales está ubicado en el municipio de La Macarena en el departamento del Meta. Para llegar por cuenta propia debes volar desde Bogotá hacia este municipio, Satena es la aerolínea que opera los vuelos que parten únicamente los días miércoles, viernes y domingos en las horas de la mañana durante los meses de la temporada.

Una vez llegues a La Macarena, debes hospedarte y después cruzar en lancha el río Guayabero durante unos 20 minutos, después debes atravesar una trocha en un campero durante 25 minutos, y por último, caminar una hora hasta la entrada del río. A partir de este punto inician todas las caminatas. Suena bien, ¿no?

La Isla Gorgona, el paraíso para los ecoturistas

La isla Gorgona junto con la isla Gorgonilla, conforman el Parque Nacional Natural Gorgona, un verdadero edén compuesto por selva, playas y el espectacular océano pacífico. Antes allí funcionaba una cárcel de máxima, pero en el año 1984 esta prisión  fue clausurada y el parque se convirtió en lo que es ahora: un paraíso natural que combina lo mejor de la fauna silvestre con las maravillas del mar.

Además de eso, al igual que en Bahía Solano, la isla Gorgona es uno de los escenarios escogidos por las ballenas jorobadas para alimentarse y tener a sus crías durante la temporada de avistamiento. Así que, si viajas entre julio y septiembre, seguramente verás a varias de ellas saltando por ahí. ¿Antojado?

Este paraíso terrenal está ubicado en el departamento del Cauca y para llegar tienes dos opciones: Ir hasta Guapi, ya sea en avión o en bus desde Popayán, y de allí tomar una de las lanchas que van a la isla. Este recorrido dura dos horas más o menos. La otra opción es ir hasta Buenaventura y contratar una lancha que te lleve a la isla. Aquí el recorrido dura unas 4 horas aproximadamente. En cuanto al hospedaje, si quieres quedarte en la isla debes contratar los servicios del operador autorizado.

Villa de Leyva, encanto colonial al estilo del siglo XXI

Este precioso municipio boyacense, perteneciente a la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia, encanta a sus visitantes con su arquitectura colonial, sus casas pintadas de blanco, su plaza principal y por las múltiples opciones que ofrece a sus visitantes.

Para que te hagas una idea, en Villa de Leyva vas a encontrar: un desierto, un santuario de flora y fauna, una granja de avestruces y hasta una casa de barro gigante. Además, el Festival de las Luces de Villa de Leyva, que se celebra cada 8 de diciembre, es una de las fiestas más antiguas y hermosas del país, y también una de las más esperadas del pueblo. ¿Necesitas otra excusa para ir a visitarlo?

La forma más fácil de llegar a Villa de Leyva es tomar un bus desde Bogotá. El viaje dura solamente tres horas así que, si sales en la mañana, estarás llegando justo para la hora del almuerzo. En cuanto al hospedaje, los hoteles de Villa de Leyva están muy bien preparados para atender la demanda de visitantes por lo que, con toda seguridad, encontrarás muchas opciones; eso sí, recuerda que es importante reservar con tiempo para conseguir buenos precios, especialmente si viajas en temporada alta.

Quebrada las Gachas, ¿para qué un jacuzzi de lujo?

Definitivamente este es uno de nuestros destinos favoritos. El paisaje es tan impresionante que uno simplemente se queda sin palabras: formaciones rocosas que crean un sin número de pozos naturales lo suficientemente profundos como para llenarse de agua y poder sumergirse en ellos. ¿Alguna vez habías visto algo como eso? Pues ahora podrás hacerlo porque este es otro de los tesoros ocultos de este bello país.

La quebrada Las Gachas está ubicada en el municipio de Guadalupe, Santander. Si viajas desde otra ciudad debes llegar primero a Bogotá y de ahí tomar un bus en la terminal rumbo a Oiba, un pueblo de paso obligado en la ruta Bogotá – Bucaramanga. Una vez estés en Oiba puedes tomar otro bus que te lleva hasta Guadalupe. Después sólo queda preguntar cuál es el recorrido, pues la distancia es perfectamente caminable.

¿Estás listo para re descubrir tu propio país?