Quinamayó: descubre por qué este pueblo del Valle del Cauca celebra la Navidad en febrero

742
quinamayó
5 (100%) 1 vote

¿Sabías que en Colombia existe un pueblo en el que la Navidad se celebra en febrero?  Se trata de Quinamayó, un pequeño poblado en el Valle del Cauca donde la celebración tradicional de Navidad tiene otras costumbres. Por ello, hoy, redbus te cuenta todo sobre la tradición de este pueblo del Pacífico. ¡No te lo pierdas!

¿En qué consiste esta celebración?

Quinamayó. Foto: laverdadnoticias.com
Quinamayó. Foto: laverdadnoticias.com

En el Valle del Cauca, a 20 minutos de Jamundí, se sitúa una pequeña población donde la Navidad se celebra de otra manera.

Para empezar, La Navidad no se festeja en el mes de diciembre como se hace tradicionalmente, sino hasta el 16 de febrero. Además, la figura del niño Dios no es la que se conoce comúnmente, esta posee las características de la etnia afrocolombiana.

Según cuentan algunos de los pobladores de Quinamayó, esta tradición viene de sus ancestros quienes sufrieron el flagelo de la esclavitud. Explican que sus antepasados tuvieron que modificar la fecha porque tenían que atender a sus amos en diciembre y no podían organizar sus fiestas. Por lo tanto, decidieron festejar la Navidad cuando se cumplieran los 45 días de dieta de la Virgen María.

quinamayó
Quinamayó. Foto: semanarural.com/

Desde esta época, los habitantes de Quinamayó realizan una llamativa procesión por el pueblo donde llevan la figura del niño nacido que colman con cantos y bailes tradicionales. Asimismo, este festejo reúne lo mejor de la cultura del pacífico.

Por su parte, durante el evento los asistentes bailan la ‘Fuga’, una danza de adoración al Niño Dios afro. Se dice que esta coreografía la realizaban en los momentos que les daban a los esclavos negros para festejar. Pero, debido a las cadenas que llevaban solo podían arrastrara los pies. También, aseguran que el nombre de este baile es una forma de explicar que María y José lograron escaparse de Herodes.

 

Una tradición que se mantiene

Quinamayó. Foto: www.tpi.it/foto
Quinamayó. Foto: www.tpi.it/foto

Quinamayó es un pequeño pueblo habitado en su mayoría por descendientes de personas traídas de África para la esclavitud. A pesar de los años, este lugar conserva parte de su historia que se refleja en sus calles, arquitectura y costumbres como una forma de mantener la memoria de sus ancestros.

La comunidad de Quinamayó se dedica, principalmente, a la agricultura y a la minería. Y aunque su historia esté marcada por la esclavitud, la alegría siempre es la protagonista en cada uno de sus habitantes. En especial, durante su celebración navideña donde la música, los bailes tradicionales y la gastronomía se encargan de amenizar esta festividad única en el país y, tal vez, en el mundo. Se dice que la celebración es tan animada que se prolonga durante el fin de semana. Además, recibe a visitantes de poblaciones cercanas y de otras partes del Valle del Cauca. Según la comunidad de Quinamayó, esto se debe a que esta Navidad se ha convertido en una de las festividades más famosas de la región. Y, al realizarse en temporada de vacaciones, los turistas llegan a disfrutar de este tradicional festejo.

Por otro lado, la preparación de este evento inicia con un mes de anterioridad. Tanto niños como adultos participan en la organización. Comienzan escogiendo los músicos, los padrinos del niño Dios y las personas que resguardarán al pequeño durante el desfile.

Cabe destacar que esta festividad es de gran importancia para la comunidad porque, según ellos, representa su “renacer” como negros.

 

Baile y música, protagonistas de la celebración de Navidad en Quinamayó

Quinamayó. Foto: semanarural.com/

Después de un arduo trabajo de preparación, en febrero los habitantes de Quinamayó celebran la Navidad. Para esta festividad como es costumbre, sus habitantes se visten con sus mejores atuendos. Asimismo, durante este evento realizan varias de sus danzas tradicionales heredadas por sus ancestros. Por ejemplo, está las jugas, un ritmo ancestral de las comunidades negras del Sur del Valle y Norte del Cauca. Según la historia, estos bailes eran realizados por los campesinos negros en épocas de esclavitud como una forma de escapar de la realidad a través de la música y la danza.

De igual manera, la celebración se compone de arrullos y alabanzas al Niño nacido a cargo de las cantoras mayores. Luego de estos cantos, continúan los bailes que se llevan a cabo en la plaza principal del pueblo. Los bailarines comienzan a danzar arrastrando los pies y las manos atrás porque así bailaban sus antepasados.

Al culminar con los bailes, comienza el desfile en el que las cantoras llevan el liderazgo. Conforme avanza el desfile se van uniendo los niños que han sido escogidos como los ángeles, soldados, las madrina y demás. Pero, el momento más importante es cuando llegan al hogar donde se encuentra el Niño Dios. En esta parte, la fiesta llega a su apogeo y continúan los bailes, los cantos y la música que caracteriza a esta región. Esta festividad se realiza con mucho respeto. Por lo tanto, los asistentes no consumen alcohol, solo se dedican a disfrutar de su cultura.

Finalmente, el recorrido culmina en un colorido pesebre que espera la llegada del Niño Dios afro. Y los asistentes siguen festejando hasta el amanecer.

 

¿Cómo llegar a Quinamayó?

Si quieres hacer parte de esta Navidad en febrero junto con la comunidad de Quinamayó y disfrutar de su cultura, a continuación te recomendamos la siguiente ruta para que visites este encantador pueblo y hagas parte de esta celebración.

Si sales de Bogotá puedes tomar una ruta directa a Jamundí con Flota Magdalena por un valor de 80.000 COP. Una vez llegues a esta ciudad puedes tomar un transporte que te lleve a Quinamayó, que está a tan solo 20 minutos.

En cuanto a la estadía, lo ideal es hospedarse en Jamundí que cuenta con una amplia oferta hotelera. Por esta razón, no vas a tener ningún inconveniente en este punto.

Sin duda alguna, esta es una de las celebraciones navideñas más alegres y autóctonas de esta región. Así que te invitamos a disfrutar junto a los pobladores de Quinamayó de esta fiesta de Navidad en febrero.

Quinamayó. Foto: semanarural.com/

#ElDato

•Los niños con las mejores notas son escogidos para representar a los ángeles, soldados, madrinas, María, José y las indias.

•Esta tradición ha logrado mantenerse sin modificarse por varios siglos.

•El niño Dios Afro lo sitúan en mitad de María y José, que son interpretados por niños del barrio.

•Las adoraciones al Niño Dios combinan creencias católicas, ritualidad y formas de expresión traídas de África.

•Este festejo tradicional combina música, teatralidad, fuegos artificiales y disfraces.

•Durante la fiesta, las personas también encienden antorchas y disfrutan de un espectáculo de juegos pirotécnicos.

•Los niños de Quinamayó se disfrazan de María, José y de la estrella que anuncia la llegada del Niño Dios.

•Esta celebración combina las creencias católicas con la cultura afro. Por tal razón, se llevan a cabo actos litúrgicos de la Navidad tradicional.

•El sábado es el día principal, el eje especial de las fiestas navideñas en febrero.

•En la Plaza de Quinamayó se levantan tanto puestos de comida como juegos.


Anímate a conocer esta maravillosa tradición del pueblo Quinamayó en el Valle del Cauca, y descubre la riqueza cultural de esta zona del país. ¡Participa de este evento!

Para más destinos y tradiciones colombianas, no olvides visitar nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: eltiempo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here