Conmemorando el Día Internacional de la Mujer, hoy redBus le rinde un homenaje a todas las viajeras valientes, aventureras e independientes. Para animarlas a seguir viajando y disfrutando de la belleza de la naturaleza, a continuación se muestran 3 lugares encantadores que resultan perfectos para una escapada.

mujer

Foto: upsocl.com

1. Medellín, Antioquia

De por sí, Medellín es uno de los destinos más buscados por colombianas y extranjeras. Sin importar la ocasión, la capital antioqueña es un lugar lleno de vida. La jovialidad y amabilidad de su gente es la viva prueba de ello. Aquí te sentirás como en la fuente de la juventud; por algo le dicen “la ciudad de la eterna primavera”.

En Medellín nunca te va a faltar la fiesta. El Parque Lleras es la zona predilecta para rumbear, pero no es la única. También está el Poblado, donde puedes hacer una previa en los resto-bares de Provenza. Ahora, si lo que te gusta es la escena alternativa y electrónica, el Salón Amador es un lugar pequeño pero que trae excelentes Dj´s. Además, el clima cálido de la ciudad hace que la noche sea muy fresca, te puedes vestir con ropa ligera y no sentir frío para nada.

mujer

Foto: allincolombia.com.co

Y para después de la juerga, te recomendamos visitar la piedra de El Peñol. Ubicado en el embalse de Guatapé, es un monolito de 220 metros de altura que parece incrustado ahí por un accidente divino. Aunque no es un recorrido fácil, puedes subir por las escaleras hasta llegar a la cima y contemplar una panorámica descomunal.

Puedes llegar tomando un bus de empresas como Sotrapeñol en la terminal de Medellín. Salen rutas desde las 5 a.m. cada media hora hasta la noche. El viaje dura aproximadamente una hora y media, y puede costar $12.000 COP ($4 USD).

 

2. Palomino, La Guajira

mujer

Palomino, La Guajira. Foto: elheraldo.co

La Guajira es un departamento exótico por su arena tipo desierto, su inclemente brisa del norte y las aguas del mar Caribe. En esta tierra costeña hay un pequeño lugar llamado Palomino, del que saldrás renovada por la energía natural y la onda relajada de sus habitantes.

Este corregimiento se está convirtiendo en una ciudad de extranjeros para extranjeros. Se estima que en los últimos cinco años más de un centenar de hostales se han construido en el pueblo. Tanto así, que ahora se encuentra alojamiento alrededor de la carretera, que atraviesa Palomino y va hasta Riohacha.

mujer

Foto: radionica.rocks

Dosis de aventura

Uno de los planes más comunes para los locales es pasear por el río Palomino en neumático. Puedes subir en moto hasta cierto punto y luego subir a pie durante 20 minutos entre la selva. Este río nace de la Sierra Nevada de Santa Marta, y su agua limpia y calmada te llevará flotando durante tres horas hasta desembocar en el mar Caribe. Si cierras los ojos y dejas que la música selvática te muestre el camino, para cuando termine el viaje estarás completamente renovada.

Palomino está abrazado por la costa Caribe y la Sierra Nevada de Santa Marta. Aquí llegan turistas de todos los rincones del mundo que deciden quedarse, hipnotizadas por el ambiente natural. Por eso te podrás encontrar con diferentes creencias y formas de ver la vida que te harán contemplar el mundo de una forma distinta. La regla es que no hay reglas, todos se encuentran en el plan de conocer gente nueva y compartir buena energía.

Para llegar a Palomino lo mejor es empezar desde Santa Marta. Acércate a la Plaza de Mercado y ahí encontrarás los buses que van a Palomino, estos pueden costar $9.000 COP ($3 USD) aproximadamente. Son dos horas de viaje en donde pasarás por el Parque Tayrona, Bocas de Buritaca y las cascadas de la Quebrada Valencia: paraísos terrenales donde puedes hacer una parada. El bus te dejará en medio de la carretera, en una estación de gasolina. Aquí verás muchos turistas y nativos que andan en moto, y varios caminos donde puedes ir buscando hostel.

 

3. Desierto de la Tatacoa, Huila

mujer

Foto: wikipedia.org

Si bien en este destino hay rancherías para hospedarse cómodamente, venir a esta tierra árida y dormir bajo la luz de las estrellas no tiene precio, este es el sitio para demostrarte a ti misma lo guerrera que puedes ser.

Al llegar, lo primero que notarás es que la noche expone la vasta cantidad de cuerpos que viven en el cielo. Por eso la mejor idea es traer tu propia carpa y pagar los $10.000 COP ($3.5 USD) que vale el permiso para acampar, para disfrutar del amplio horizonte desértico y rocoso de la Tatacoa.

Desde Neiva, capital del departamento de Huila, tienes que tomar un bus que te lleve al pueblo de Villavieja. Ese viaje dura 40 minutos; y una vez aquí, bastan 10 minutos en carro para llegar al desierto.

Actividades para tener en cuenta

  • Puedes encontrar guías turísticos independientes, que te llevarán a dar una vuelta, explicarán todo lo que hay que saber sobre el desierto, te tomarán fotos y responderán tus preguntas. Costo: $20.000 por persona.
  • La entrada al Observatorio Astronómico abre a las 7 p.m. Aquí te darán un tour por las constelaciones y talleres de astrofotografía, entre otras actividades. Costo: $10.000 por persona.
  • Puedes relajarte y ver el atardecer sobre el arenal en las piscinas naturales que están ubicadas en un terreno alto. Costo: $5.000 por persona.

En este viaje podrás encontrarte con grupos de personas pero venir aquí sola también lo vale. En medio de la naturaleza tendrás la oportunidad de reconectarte contigo misma y seguir conociéndote y admirándote.


¡Anímate a salir del a rutina y recorre Colombia por tu cuenta! La libertad de viajar no se compara con nada. ¡Feliz día de la mujer hoy y siempre! ¡Todavía hay mucho por hacer, a seguir luchando y viajando!

 

Si deseas conocer otros destinos increíbles en el país, visita nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: Isabella Quintana, medium.com