Colombia es un país creyente y la Virgen María es una figura de gran valor para los habitantes. En el territorio colombiano hay iglesias que le rinden tributo, una de estas es Nuestra Señora de Fátima en Tocancipá. En esta ocasión, redBus te invita a conocer este majestuoso templo.

nuestra señora de fátima

Iglesia de los Caballeros de la Virgen en Colombia. Foto: semana.com

Iglesia de Los Caballeros de la Virgen

A tan solo 22 km de Bogotá, en plena sabana, se encuentra el municipio de Tocancipá. Se trata de una zona propicia para la agricultura y con un fuerte arraigo religioso desde tiempos prehistóricos.

El territorio de Tocancipá estuvo habitado por los muiscas, asentados en la montañas y otros en la planicie. Los españoles encontraron a los indígenas de Toquencipe, Unta, Partan, Tibitoc y Cueca. Se dice que el zipa celebraba aquí sus alegrías y triunfos militares, por eso Tocancipá significa Alegrías del zipa.

La conformación hispánica del actual pueblo de Tocancipá data del año 1561 cuando se creó la encomienda y las tierras fueron entregadas por el cabildo de Santafé a Juan de Penagos. La fundación como tal ocurre el 21 de septiembre de 1593 a manos de don Miguel de Ibarra y por encargo de la real Audiencia del Reino de Granada. Aquí se estableció la primera iglesia de la región y, posteriormente, la primera casa hospital para la atención de los indígenas.

nuestra señora de fátima

Cultura muisca. Foto: Semana.com

La Virgen del Milagro

La comunidad indígena de Tocancipá veneraba a la Virgen del Milagro. Fueron ellos quienes donaron su imagen con una corona de oro y esmeraldas incrustadas. Hoy en día esta imagen se encuentra en el altar mayor de la iglesia parroquial del municipio.

La figura de la virgen para los muiscas representaba a la madre creadora. Los nativos reinventaron sus creencias para representarlas con los símbolos de la iglesia impuesta por los españoles.

 

Nuestra Señora de Fátima

Nuestra señora de Fátima

Nuestra señora de Fátima. Foto: heraldosfemeninobogota.blogspot.com

Muy cerca del casco urbano de Tocancipá, se encuentra una de las construcciones más impresionantes de la región.  De tonos blancos, grises y crema en su exterior, desde lejos su presencia salta a la vista. Se trata de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, construida por los Heraldos del Evangelio, a quienes se les conoce popularmente como Caballeros de la Virgen.

Esta organización está integrada en su mayoría por jóvenes, actualmente tiene presencia en 78 países. Sus miembros de vida consagrada practican el celibato y se dedican íntegramente al apostolado. Viven en casas destinadas específicamente para hombres o mujeres que alternan vida de recogimiento, estudio y oración, con actividades de evangelización.

Esta comunidad religiosa es originaria de Brasil y llegó a Colombia en los años ochenta. Su fundador, monseñor João Scognamiglio Clá Dias, ha visitado varias veces el  país y respeta mucho la fe del colombiano. Por esta razón, y debido a la fuerte devoción por la virgen, quiso que se construyera aquí una iglesia de su comunidad.

Nuestra señora de Fátima

Nuestra señora de Fátima Foto: heraldosfemeninobogota.blogspot.com/

Misas con esplendor

Una de las razones para construir el templo a Nuestra Señora de Fátima, era dotar las ceremonias de esplendor y grandeza. El mismo João Scognamiglio Clá Diastrabajó en el diseño de la edificación y dirigió la obra desde Brasil. En Colombia, las obras fueron lideradas por un hermano suyo, a su vez que trabajaba de la mano con un grupo de arquitectos e ingenieros. La construcción tomó diez años y, finalmente, la iglesia fue terminada el 8 de agosto de 2015.

Los arcos ojivales que cubren todos los rincones de la iglesia, dan una sensación de verticalidad y obligan a que las personas eleven la mirada en dirección al cielo. Los vitrales, la gama de colores sólidos y el diseño de las entradas de luz natural producen un gran impacto estético.

Las eucaristías que allí se realizan son acompañadas por un coro polifónico y uno gregoriano, lo que agrega valor a la experiencia desde el punto de vista musical.

Es por esta razón que cientos de feligreses la visitan todos los fines de semana. Para quienes no pueden desplazarse hasta la iglesia pueden seguir la primera misa del domingo por streaming, a través del grupo de Facebook Caballeros de la Virgen.

¿Cómo llegar a la iglesia Nuestra Señora de Fátima?

Al estar tan cerca de Bogotá, llegar hasta Tocancipá es muy sencillo y rápido. Para llegar hay que salir por la Autopista Norte hasta Briceño, donde se encuentra la Concesión Briceño-Tunja-Sogamoso. El recorrido dura alrededor de 45 minutos y el paisaje es de un verde vibrante.

De Bogotá se puede partir tanto del terminal Salitre, como del terminal Norte. Lo único importante es tomar la vía Bogotá-Tunja. No hay bus que vaya directo, pero se puede tomar uno con destino a Zipaquirá.

Tocancipá

Sin duda, Tocancipá es un destino para pasar el fin de semana y descansar de la ciudad. Algunas de las cosas que se pueden hacer aquí son disfrutar de sus maravillas naturales o conocer algunos de sus sitios más representativos, como el autodromo.

Uno de los sitios más visitados en este municipio es el Parque Jaime Duque, este es un complejo donde se puede pasar un buen rato en familia. Hay zoologico, atracciones, comidas y, también, se puede aprender algo de historia.

En este existen réplicas a escala de las 7 maravillas del mundo antiguo: el Coloso de Rodas, los Jardines Colgantes, las Pirámides, la Tumba de Mausolo en Halicarnaso, el Faro de Alejandría, el Templo de Artemisa y La Estatua de Zeus en Olimpia.

Además, Tocancipá tiene el parque temático Finkana, antes conocido como Panaca. Este es un centro de entretenimiento agropecuario. Acá se está cerca de los animales y de forma lúdica se aprende sobre ellos.

En cuanto a sitios naturales, Quebrada Honda y la cueva del Diablo son algunos de los secretos mejor guardados para visitar en Tocancipá. Si lo que se quiere es descansar por completo, la hacienda Normandía es el lugar ideal. En este sitio la tradición, la historia y la naturaleza se mezclan para brindarles a sus visitantes una experiencia de relajación.

Otras actividades que han ido tomando fuerza en este municipio son los deportes extremos como el ciclomontañismo, el skateboarding y el motocross. Acá están algunas de las mejores pistas del país.

nuestra señora de fátima

Skateboarding. Foto:semana.com

#ElDato

  • En el 2009, en conmemoración al 92º Aniversario de la quinta aparición de la Virgen de Fátima, fue celebrada una misa campal. Esta estuvo presidida por el Señor Obispo, Monseñor Héctor Cubillos Peña, quien bendijo la ‘Primera Piedra’.
  • Dentro del municipio hay un skatepark que es visitado por cientos de jóvenes todos los días.
  • Otro sitio para visitar es la antigua estación del tren de la sabana.

La sabana de Bogotá es un sitio de una belleza única, para saber más sobre todos los destinos que se esconden allí, ingresa a nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: bogota.blog.arautos.org