El pueblo caldense hace parte del Eje Cafetero colombiano, un lugar catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Con frecuencia se suele asociar a esta zona con la región de Antioquia, estando todos dentro de la cultura que se conoce como “paisa”. En esta ocasión, conoce junto a redBus, 3 platos típicos de Caldas que te harán antojarte inmediatamente.

Comida típica de Caldas / Remolacha rellena

Foto: radionacional.co

¡Platos típicos que debes probar en Caldas!

La gastronomía de Caldas está dentro de lo que se conoce como la cultura paisa. Aquí se incluyen a los departamentos de: Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, norte del Tolima y norte del Valle del Cauca. Es una región amplia del centro del país, donde se comparten costumbres, tradiciones y hasta la forma de hablar.

Los platos de Caldas suelen prepararse con frijoles, sudados, calentaos, sancochos, tamales, arepas y amasijos (borrachos, cuajadas, cucas, cañas, lenguas). El origen de estos platos viene del trabajo del campo y de las personas que los ejecutan, conocidos como arrieros. Estas regiones dominadas por montañas y de caminos muy quebrados, propias para el cultivo del café y productos como el maíz, demandan un gran gasto de energía.

Platos tan cotidianos como la sopa de uña, esa que se prepara partiendo el plátano sin más ayuda que las manos, o el sancocho de pescado, acompañan platos más elaborados como la mojarra en ceviche de mango y el mojicón de aguardiente amarillo.

Todos estos platos suelen ser pesados y caracterizados por la calidad de sus productos, al igual que sus cocciones. En este oportunidad te tenemos 3 platos que recogen lo mejor de esta tradición.

 

1. Remolachas rellenas con huevo

Remolachas rellenas con huevo. Foto: cocinandoconlaschachas.com

En primer lugar, tenemos una de las recetas más tradicionales de Caldas: las remolachas rellenas. Propia del municipio de Salamina, constituye uno de los grandes legados de la cocina colombiana. Esta receta se ha ido perdiendo con el tiempo, pero se mantiene a través de las abuelas y, sobre todo, de investigadores culinarios que las han rescatado para futuras generaciones.

Ingredientes

  • 4 remolachas grandes
  • 4 huevos duros
  • 2 sobres de gelatina con sabor a limón
  • 1 taza de agua caliente
  • 6 cucharadas de perejil, picado fino
  • 6 aceitunas verdes, sin pepas, rellenas con pimentón rojo, cortadas en rebanadas

Preparación

Primero debes cocinar las remolachas durante una hora y, posteriormente, secarlas y pelarlas. Luego se les abre un pequeño agujero por uno de los lados y, con una cucharita, se les extrae la pulpa.

Debes conservar el pedacito de remolacha para al final tapar el hueco. A continuación, se dejan en agua fría por ocho horas. Esta agua debes cambiarla cada cierto tiempo con el fin de que destiñan un poco. Mientras tanto, disolvemos la gelatina en agua, añadimos el perejil y la metemos en el refrigerador hasta que cuaje.

Con mucho cuidado, debes rellenar cada remolacha con dos cucharadas de gelatina, los huevos duros y, finalmente, otras dos cucharadas de gelatina. Después las tapas con el pedacito que quedó al abrir el hueco.

Para terminar se colocan en un recipiente y se guardan en la nevera por 12 horas. A la hora de servir se cortan en tajadas, se salan al gusto y se les coloca una aceituna de adorno.

 

2. Frijoles caldenses

Fríjoles caldenses

Foto: quericavida.com

Para continuar en este viaje por los manjares de Caldas, tenemos un infaltable de todos los hogares caldenses. Se trata de los frijoles, una de las preparaciones más paisas que vas a poder probar y que, dependiendo de donde estés, los preparan de forma diferente.

En el caso de los frijoles caldenses, su sabor se diferencia de los demás porque se agrega Hogao a su preparación, lo que le da un toque singular. Además, en muchos casos también se les añade plátano picado. Se pueden consumir en el desayuno y algunas veces fríos.

Ingredientes

  • 1 libra de frijoles rojos (pueden ser cejeño, cargamanto, bola roja)
  • 2 plátanos verdes
  • 1 ajo
  • 1 cucharada de sal
  • ½ cucharadita de comino
  • Hogao

Preparación

Una de las claves de este plato es escoger los frijoles y dejarlos en remojo desde la noche anterior. Al siguiente día se ponen en una olla a presión. Debes poner suficiente agua hasta que queden cubiertos. Luego les pones sal, comino y ajo machacado. Los dejas 20 minutos hasta que la olla comience a pitar, los destapas y añades los plátanos. Tienes que ir revolviendo hasta que el plátano esté tierno. Por último, se añade el hogao, se mezcla bien y se ponen espesar a fuego bajo, revolviendo de vez en cuando para que no se peguen.

 

 

3. Lengua en salsa

Lengua de res en salsa

Foto: hogarmania.com

De último tenemos un plato que tal vez no es para todos, pero que tiene una gran textura y sabor. Se trata de la lengua en salsa. Esta preparación se ha expandido por todo el país y sus recetas han variado con el tiempo. El corte de la lengua no es el protagonista, sino la salsa que la acompaña. Esta permite jugar con diferentes ingredientes y darle un toque particular.

Ingredientes para la lengua

  • 3 libras de lengua
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Medio pocillo de cerveza o vino blanco
  • 1/2 cuchara de tomillo
  • 4 cucharas de aceite
  • 2 cucharas de mantequilla
  • ½ cuchara de ajo

Ingredientes para la salsa

  • 4 tomates rojos picados en cuadritos
  • 1 cebolla cabezona picada
  • 4 cucharas de aceite
  • 1 cubito de caldo
  • Color
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Para la salsa debes sofreír todos los ingredientes hasta que se ablanden y luego debes dejarlos cocinando. Mientras tanto, se aporrea con suavidad la lengua y se lava bien. Posteriormente, debes ponerla en una olla a presión durante 45 minutos junto con la cerveza, el tomillo, el ajo, la sal y la pimienta.

Después, sacas la lengua, la pelas y la cortas en tajadas. Esta se sofríe en un poco de aceite y mantequilla hasta que se dore. Por último, se juntan la lengua y la salsa en una sartén honda para dejarlas al fuego durante 10 o 15 minutos. Antes de servir se rocía con cilantro picadito y ya está.

 

 

Además de los platos típicos que te presentamos, es un deber mencionar el postre caldense por excelencia: los alfandoques. Estos bocadillos preparados a base de mantequilla y coco son muy apetecidos por locales y visitantes. Una vez que la preparación obtiene una consistencia dura, se le agrega un melado de panela. Luego, se realizan pequeños bloques y se deja enfriar para poder consumir.

Alfandoques

Foto: artesaniasdecolombia.com.co

Esto ha sido todo en este delicioso recorrido por los sabores de Caldas. ¡Lo único que falta es que los pruebes o los intentes en casa!


Ahora que ya conoces los platos estrella de Caldas, ¡no dejes de probarlos! Y si deseas saber más sobre la gastronomía colombiana, visita nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: radionacional.co