Viajar por Colombia es seguro, y es una excelente manera de conocer la diversidad que tiene este país. Para que tu viaje por carretera sea un éxito garantizado, redBus te enseña las medidas de seguridad más importantes que debes tener en cuenta siempre.

Medidas de seguridad para viajar en bus por Colombia

de seguridad

Viajar en bus Colombia. Foto: Mario Carvajal

Las recomendaciones de seguridad para viajar en bus por Colombia son similares a las que deberías tener viajando por tierra en diferentes países de Latinoamérica. ¡Presta atención y aplícalas en todos tus recorridos! 😉

 

  1. Planeación digital

Dale uso a la comodidad brindada por las plataformas digitales y planea con tiempo el viaje. A través de ellas podrás encontrar todas las compañías de buses certificadas en un mismo lugar. Además, te muestran una comparativa de precios y servicios rápidamente.

 

  1. Elección del bus

Revisa al detalle las condiciones y servicios del bus que reserves. Por ejemplo, si tu viaje es de más de 8 horas, sería importante asegurar que tu bus tenga el servicio de baño, sillas reclinables y pantallas.

Empresas como Brasilia, Coopetran, y otras más, incluyen en sus buses servicios y condiciones especiales. Averigua todos los detalles y comodidades disponibles al momento de comprar.

 

  1. Verifica las condiciones de las vías

Verifica el estado de las vías, restricciones y estados de emergencia en la línea #767. Por más que tu no seas el encargado de este tema, puedes ayudar a prevenir e informar.

También puedes buscar rutas y medios de transporte alternos, que te ayudarán a tomar mejores decisiones.

 

  1. Aliméntate e hidrátate

Los buses tienen paradas en puntos estratégicos para comer, hidratarte y estirarte. Sin embargo, nunca está de más que lleves tus alimentos y bebidas.

via GIPHY


Ten en cuenta estas observaciones y comprueba que es seguro viajar por tierra en Colombia. Encuentra escenarios, climas y culturas sorprendentes en esta experiencia, como las que te describimos en nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: Mario Carvajal