independencia

Celebración Día Independencia. Foto: elpais.com

El 20 de julio se celebra el grito de independencia de la república de Colombia. Hoy redbus.co te trae tres opciones de viaje para que conmemores este importante día en la historia colombiana.

El 20 de Julio de 1810 es una fecha importante para la historia del país. Y es que hace más de 200 años, un grupo de nobles del reino de la Nueva Granada decidieron alzar su voz. Se manifestaron en contra de la situación en la que se encontraban. Entremos en contexto brevemente: En españa del siglo XVII todo estaba fuera de control tras la invasión de Napoleón.

Tras la ausencia de Fernando VII en el mando de el reino de España todo empezó a caer en declive. Incluyendo al Reino de la Nueva Granada. En la Nueva Granada la soberanía española empezó a ser despótica. Maltrataban y aumentaban la renta que debía tributarse a España dada la situación declive que se vivía. Esto generó un malestar profundo en la “nobleza criolla”.

descarga la app redBus

Hombres nacidos de padres españoles en territorio americano y hombres producto de la mezcla entre hombres españoles y mujeres mestizas deciden reunirse. Este grupo, que tenía ciertos beneficios pero no tantos como los que podría tener un español de pura sangre, arma una revuelta. Usaron como excusa la discriminación recibida por parte de un comerciante español para empezarla. Solo 63 años después la lucha vería el fruto y lograría el resultado esperado.

Este importante hecho en la historia colombiana merece la atención de nacionales y extranjeros. La mejor forma de rememorar estos acontecimientos es aprovechar el puente para pasear. Y de paso conocer un poco más sobre estos destinos llenos de historia.

 

1. Bogotá y el grito de independencia

Independencia

Foto: Flickr @TheFutureIsUnwritten

El primer lugar que cualquier viajero debe conocer para nutrirse de la historia independentista de Colombia es Bogotá. En 1538 la ciudad se convirtió en la capital administrativa del Reino de la Nueva Granada, estableciendo aquí el poderío del virreinato. Este precedente histórico hace que la ciudad esté llena de construcciones que nos recuerdan la época de la colonia.

 

¿Qué hacer en Bogotá?

Quizá algunos no lo sepan. Incluso hay bogotanos que no conocen el tesoro histórico que guarda el centro de la ciudad. En la esquina nororiental de la plaza de Bolívar se encuentra la casa del florero. Ahora convertido en museo, este lugar era donde se ubicaba el local del español José González Llorente. Aquel que se negó a prestar el florero al grupo independentista. El lugar conserva varios detalles de la arquitectura colonial.

Esta casa de estilo Andaluz, de muros blancos y puertas y ventanas verdes, fue construida como residencia para el mariscal Hernán Vanegas, hijo de uno de los fundadores de la ciudad de Santa fé. La casa cuenta con un balcón que da a la casa de Bolívar. Dicha residencia era alquilada para poder presenciar los eventos políticos y sociales que acontecían en la plaza. Tal vez ahora podemos entender un poco más por qué el famoso dicho de “Está para alquilar Balcón”.

La casa actualmente se ha reestructurado y funciona como museo de la independencia. La entrada es totalmente gratuita y cuenta con visitas guiadas a las 11 a.m. y a las 2 p.m. El museo abre de martes a jueves de 9 a.m. a 5 p.m. y los fines de semana de 10 a.m. a 4 p.m.

Vale la pena viajar hasta Bogotá o aprovechar si ya estás en la ciudad para que conozcas este museo que cuenta más a fondo este momento histórico. De paso, si vas en horario de almuerzo, puedes aprovechar para almorzar en “La Puerta Falsa”, que presume tener el mejor ajiaco del país.

 

2. Tunja y el virreinato

Independencia

Foto: Flickr @momentcaptured1

Tunja fue la única provincia de todo Colombia en ser sede del Virrenato de la Nueva Granada. Ha sido tan significativo esto para la ciudad que su escudo aún conserva la insignia del virreinato en su asta. Tunja fue la entidad administrativa del Virreinato del Perú. Durante la época de la revolución e independencia de las diferentes colonias, Tunja se convirtió en un lugar estratégico para los revolucionarios. Esto dado que aquí se albergaba una gran parte del poder español y la ciudad era el punto neurálgico de las revueltas.

 

¿Qué hacer en Tunja?

Un lugar de igual importancia para la independencia de Colombia es el Puente de Boyacá. Ubicado a tan solo media hora de la plaza de Bolivar de Tunja, este lugar guarda un significado histórico importante en la independencia del país ya que aquí se libró la Batalla de Boyacá. El 7 de agosto de 1819 el ejército de Simón Bolivar se enfrentó con el ejército español. En esta batalla con un ejército de aproximadamente 3000 hombres Simón Bolivar y Francisco de Paula Santander obtuvieron finalmente la victoria sobre los españoles que oprimían a la Nueva Granada.

Este lugar ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Cuenta con diferentes monumentos que resaltan la historia que vivió ese campo de batalla. Pero sin duda alguna, el más importante es el puente en sí mismo. Dado que aquí fue el punto donde españoles y criollos se encontraron y donde el ejército español declaró su derrota tras la huida de su comandante. Aunque el monumento es una réplica del puente original, es un lugar que vale la pena visitar.

La entrada a este lugar histórico es totalmente gratuita y se encuentra a tan solo dos horas de Bogotá. Si va antes de las 6 p.m. podrá ver en la plaza de Banderas el izamiento de las banderas de todos los departamentos del país. Como recomendación, recuerde llevar ropa abrigada ya que este valle se caracteriza por sus bajas temperaturas. Y si decide seguir un poco más allá de Tunja, en Ventaquemada encontrará las mejores arepas boyacenses de la región.

 

3. Villa del Rosario y la constitución de la Gran Colombia

Independencia

Foto: @Wikipedia

Está ubicado en el departamento de Norte de Santander cerca a la frontera con Venezuela. Villa del Rosario es otro referente en la independencia de Colombia. Fue en esta ciudad, específicamente en el templo del congreso, donde se redactó y promulgó la constitución que creó a la “Gran Colombia” en 1821.

 

¿Qué hacer en Villa del Rosario?

Sin duda alguna debes visitar el templo del Congreso. En este histórico lugar y tras la victoria de la batalla de Boyacá Simón Bolivar, Francisco de Paula Santander y otros sabios e ilustrados de la época se dieron cita. La misión era firmar la Constitución de Cúcuta donde oficialmente se unían las provincias de Nueva Granada y Venezuela. Dadas las adiciones posteriores de otras provincias y la disolución posterior del sueño de la Gran Colombia, este lugar se señala poco en los libros de historia.

 

Lamentablemente tras un terremoto en 1875, el templo quedó prácticamente destruido y actualmente solo se conservan algunas ruinas. Aún así, vale la pena visitar e imaginar la monumental construcción que albergó este importante momento en la historial del país. La entrada es totalmente gratuita y se encuentra en medio de la Autopista San Antonio.

Si decides ir y conocer este lugar histórico desde Bogotá, aquí hay unos datos que te pueden ser útiles. El viaje en bus te saldrá aproximadamente $60.000 pesos por un trayecto de 11 horas. En avión los precios oscilan entre los $350.000 y los $500.000 hasta el aeropuerto de Cúcuta según la temporada.

Sea cual sea tu elección, lo importante es conocer la importancia de estos lugares en la historia colombiana. La mejor recomendación es que contactes a un guía para que te cuente un poco más sobre la historia que guarda cada destino.


Si quieres conocer más destinos turísticos de Colombia, ¡visita nuestro blog de viajes!

Tu aventura está en redBus